Que paren de drogarse

Estoy un poco indignado por la increíble frase de Cristina Fernández,

Te secuestran los goles hasta el domingo, como te secuestran las imágenes y las palabras, como secuestraron a 30 mil argentinos. No quiero más una sociedad de secuestros, quiero una sociedad cada día más libre”.

pero, sobre todas las cosas, por la falta de reacción de los blogs y más en general los seguidores de los K, a quienes esto (cree uno) afecta especialmente. Cuando vi esto pensé “hasta no perder TODOS sus aliados no paran”, pero, aparentemente, subestimé la disposición de la gente a prostituirse y dejarse engañar por nada. Y pasé del enojo a la tristeza al leer estas palabras de Carlotto:

“Me pongo en el lugar de esa mujer [Cristina Kirchner] que fue perseguida durante la dictadura y entiendo que diga que también fueron cautivos los goles”.

¡Perseguida! ¿Es por convicción, por las viviendas que construyen…? Realmente no entiendo. Celebran la mayor muestra de populismo de la historia reciente (Perón al menos hacía populismo con cosas útiles, aumentaba el patrimonio de la nación y distribuía…), la apoteosis de la demagogia con alusiones tan insultantes que dudosamente Guillermo Moreno, Aníbal Fernández o los editores de la Revista Barcelona pudieran alcanzar en acidez sin grandes esfuerzos. Binner tenía razón con lo del Síndrome de Estocolmo.

Anuncios